Postura de yoga para dejar ir

Dejar ir es un auténtico arte, que pueden fomentar con esta breve secuencia con variantes de la media torsión espinal o postura del pez (en sánscrito: ardha/purna Matsyendrasana) de hatha yoga.

Siéntate con la espalda recta. Inspira y junta las manos delante del pecho mientras espiras. Tensa los glúteos para apoyarte de verdad en el isquias y erguirte un poco más. Si la pelvis cayese hacia atrás y el lumbago estuviese redondeado siéntate sobre una manta o un cojín plano para poder enderezar la pelvis.

Estira la pierna izquierda hacia delante y apoya el pie derecho delante de ti. Agarra la tibia derecha con ambas manos y acércala al cuerpo, así te puedes erguir más. Inspira, levanta el brazo derecho y gírate hacia la derecha mientras espiras. Agarra la rodilla derecha con la mano izquierda o con el brazo. Haz fuerza con las yemas de la mano derecha en la esterilla y trabaja activamente con la pierna estirada llevando los dedos del pie hacia el cuerpo. Con cada inhalación estira un poco más la espalda, con cada exhalación intenta girar un poquito más. Pon el pie derecho en la parte exterior de la rodilla izquierda y aguanta el giro. Mantén esa postura, si te sientes bien, dobla la pierna izquierda y pon el pie izquierdo en la parte exterior de tu pelvis derecha. Aposéntate conscientemente. Estira el brazo izquierdo hacia arriba y engancha el codo izquierdo detrás de la rodilla derecha. La mano izquierda queda abierta y despierta. Respira y mantén esa postura. Suelta la postura y concluye el ejercicio con un pequeño giro en sentido contrario, hacia la izquierda. Estira la pierna derecha hacia delante y repite el ejercicio hacia el lado derecho.

Estira después ambas piernas hacia delante antes de acercar los pies al sentarte con las piernas cruzadas. Controla que la espalda esté recta y erguida, después inhala y al exhalar une las manos delante del pecho.

 

Descubre todos los vídeos de yoga