Nuestras personas

Nuestras personas, nuestro tesoro

Estamos convencidos de que una taza de té no es solamente una taza de té. Es placer, calor, consciencia, cohesión y un compartir. Elementos por los que apuesta YOGI TEA® desde su inicio a todos los niveles.

Por eso nos enfocamos en la gente, esta en nuestra convicción como siempre fue y como sigue siendo. Un trato mutuo justo, valorativo y consciente no sólo fomenta el bienestar de cada uno sinó que es un modo de ser.

Ese modo de ser no cae del cielo sin más. Tiene que crecer y ser cuidado continuamente. YOGI TEA® se ve como empresa responsable que se encarga en todos los niveles de su actividad de que a las personas les vaya bien (por ejemplo a través
del yoga).

En las regiones de cultivo tenemos un trato colaborativo y justo con los agricultores y les apoyamos también directamente con proyectos sociales. Para mejorar el entorno de nuestros agricultores y sus familias, que cultivan nuestra materia prima, hemos iniciado proyectos sociales. Por ejemplo en Sri Lanka, donde hemos iniciado un programa educativo para los hijos de los agricultores o en Assam, India, donde se renovó y modernizó un hospital local. Asimismo también apoyamos numerosos proyectos sociales en los países de cultivo con otras organizaciones. Aunque es cierto que podríamos hacer más y más, creemos firmemente que hacemos una contribución positiva y ayudamos a ver el cambio.

Apreciación de nuestros empleados

Y nuestros trabajadores lo perciben. Nos encargamos de un clima de trabajo sano, respetuoso, agradecido, les apoyamos con medidas de formación y en el compromiso con proyectos sociales. La lista de medidas es muy larga y variada, por eso solo presentamos algunos:

  • YOGI TEA® reembolsa en nuestro centro de producción las tasas escolares, los gastos médicos, los gastos de atención infantil y geriátrica en el marco de un programa de bienestar.
  • YOGI TEA® les paga a los trabajadores una subvención para usar el transporte público.
  • YOGI TEA® dona las cajitas de infusiones caducadas al Banco de Alimentos en Alemania, die Tafel y a otros bancos de alimentos en Europa.
  • YOGI TEA® fomenta la participación en eventos de beneficencia tales como “Race for the cure” la carrera más grande contra el cáncer de mama.
  • YOGI TEA® permite y fomenta los cursos de yoga y la formación para ser instructor de yoga (desde el punto de vista económico y con compensación de tiempo laboral).
  • YOGI TEA® deja que sus trabajadores coman gratis en la cantina en Italia, dispone de una lavandería y una biblioteca, les ayuda a cubrir los formularios de la declaración de impuestos durante el horario laboral y ofrece un horario laboral flexible.
  • YOGI TEA® deja que sus trabajadores participen en cursos de ampliación de conocimientos, de vez en cuando incluso varias veces el mismo año.

Sostenibilidad con cuerpo y alma

No es de extrañar que los trabajadores se consagren en cuerpo y alma cuando se trata de la sostenibilidad a efectos de la filosofía de la empresa : Usamos el papel de forma muy consciente, solo se imprime sobre papel reciclado o con certificado FSC. En la oficina de Hamburgo la electricidad proviene de fuentes renovables, el edificio de oficinas Kontorhaus, Patrimonio de la Humanidad, se saneó en el 2012 con un concepto de energía eficiente y fue galardonado con el certificado Green-Building de la Comisión Europea.

Y este comportamiento no se para en la alimentación: Todos pueden tomar bebidas frescas gratuitas, de producción regional. Disponemos de una moderna cocina donde se pueden cocinar productos frescos y evitamos los precocinados para reducir residuos, y así se fomenta también la cooperación entre empleados y la sensación de comunidad.

Con todas esas medidas YOGI TEA® crea unos cimientos fuertes para que el clima sea positivo para todos. Un trato respetuoso que se caracteriza por apoyo y valoración mutuos, de trabajo común orientado a resultados y soluciones, diseñando espacios donde todos pueden contribuir.

Porque todos somos parte del proceso y del cambio que tanto necesita este mundo.

„Feel good. Be good. Do good“