Glosario de ingredientes

En nuestro glosario de ingredientes podrá conocer más acerca de las beneficiosas y deliciosas hierbas y especias que utilizamos para las composiciones de tés ayurvédicos de YOGI TEA®.

Ingredientes

A

Acerola

Roja brillante y llena de nutrientes: así es la acerola. Este fruto ácido y delicioso crece en Sudamérica y Jamaica. Con aproximadamente 1.700 mg por cada 100 g, contiene el índice más alto de vitamina C de todas las frutas y verduras que se conocen, cerca de 37 veces más que la naranja.
Utilizamos la acerola en

Achicoria tostada

También conocida por el nombre de radicheta, crece fundamentalmente con sus flores azul claro al borde de los caminos. Las flores de esta planta autóctona de Europa, África noroccidental y Asia occidental de la familia de las compuestas se abren solamente durante un día. Su raíz tiene un sabor entre amargo y especiado que recuerda al café.
Utilizamos la achicoria tostada en

Albahaca

La «planta real», como denominaban los antiguos griegos a la albahaca, llegó al norte de Europa en el siglo XII. Posee un maravilloso aroma especiado que destaca de forma ideal tanto en la cocina mediterránea como en un té recién preparado.
Utilizamos la albahaca en

Alfalfa

El «padre de todos los alimentos», traducción de la palabra árabe alfalfa, es apreciado desde hace miles de años por sus beneficiosos componentes. Además de proteínas, minerales y oligoelementos, las semillas de alfalfa contienen numerosas vitaminas, como E, K, B6 y D. La alfalfa tiene un ligero sabor a nuez entre especiado y aromático.
Utilizamos la alfalfa en

Algarroba

La algarroba autóctona del área mediterránea y Asia es una planta medicinal de la familia de las leguminosas. Los frutos alargados y marrones del algarrobo, que crece hasta los 18 metros de altura, tienen un sabor dulce y presentan unas semillas que pesan exactamente 0,197 gramos cada una. Debido a esta curiosidad de la naturaleza, las semillas del algarrobo se empleaban en la antigüedad como unidad de medida para los diamantes.
Utilizamos la algarroba en

Anís

Esta planta anual, cuyo fruto de sabor dulce es venerado por el hombre desde hace miles de años, florece en Asia y el sudeste mediterráneo. Antiguamente se ofrendaba el anís a los dioses, y en la actualidad se encuentra en la cocina, los dulces navideños y como deliciosa especia en muchos tés de YOGI TEA®.
Utilizamos el anís en

Anís estrellado

De dónde proviene el nombre se ve a primera vista en los frutos con forma de estrella de este anís – al contrario de todos los aceites esenciales que se ocultan en su interior. Los frutos del árbol, siempre verde, tienen un sabor dulce, con un toque a pimienta y recuerdan a la regaliz.

Arándano rojo

El arándano rojo americano pertenece a la familia de las ericáceas y resulta imprescindible en cualquier menú de Acción de gracias en EE. UU. Se ha popularizado principalmente en la cocina de Norteamérica y Escandinavia y posee un sabor entre agrio y ácido. Además de numerosas vitaminas, los arándanos rojos americanos contienen apreciados flavonoides como eugenol y zinc.
Utilizamos los arándanos rojos en

Astrágalo

El astrágalo, de ligero sabor dulce, es una de las plantas medicinales más importantes de la medicina tradicional china (MTC). Allí, la planta que también denominamos astrágalo se conoce bajo el nombre de «Huang Qi». Su traducción literal es «líder amarillo», y el significado de la planta puede reflejarse en las personas.
Utilizamos el astrágalo en

Raíz de angélica

La angélica, perteneciente a la familia de las umbelíferas, crece en ríos, lagos y prados húmedos. Las abejas adoran su olor aromático y es apreciada por su sabor dulce. También se conoce como hierba de los ángeles.
Utilizamos la raíz de angélica en

Semillas de apio

El apio se conoce como planta de cultivo desde hace unos 3.000 años, pero es en la Edad Media cuando se descubre su importancia como remedio. En concreto, las semillas de esta planta perteneciente a la familia de las umbelíferas contienen numerosos componentes apreciados, como un elevado contenido en calcio, flavonoides y aceites esenciales. Las semillas de apio tienen un sabor agridulce y muy especiado.
Utilizamos las semillas de apio en

B

Baya de enebro

La mayoría de la gente conoce las pequeñas bayas negras de enebro como una especia dulce al principio y luego ácida. No obstante, hace ya unos 3.500 años, los antiguos egipcios sabían que el fruto del enebro también contenía valiosas sustancias. Se denomina asimismo junípero.
Utilizamos las bayas de enebro en

Bayas de saúco

Hace ya 6.000 años se encontraron bayas de saúco en la dieta de los humanos. En la Antigüedad y en la Edad Miedia, se utilizaban sus ricos nutrientes como si fueran una auténtica medicina. Además de muchas vitaminas como C y A, estas bayas contienen hierro, zinc y aceites esenciales.
Utilizamos las bayas de saúco en

Raíz de bardana

La bardana es una planta de la familia de las compuestas que ya era apreciada en la antigua Grecia por su poder curativo. Crece en lindes del bosque y en campos de cultivo y su raíz, además de aceites esenciales y taninos, contiene una gran proporción de la estimada inulina.
Utilizamos la raíz de bardana en

C

Cardamomo

El cardamomo es, desde hace miles de años, una de las especias más populares en todo el mundo asiático y árabe. Su delicado aroma entre picante y dulce propicia la aplicación del cardamomo en numerosos platos, desde curry picante hasta dulces navideños especiados. Gracias a sus aceites esenciales y otros nutrientes importantes, el cardamomo es además una de las plantas medicinales más antiguas del mundo.
Utilizamos el cardamomo en

Cáscara de cacao

La cáscara de la semilla del cacao posee un aroma suave y dulce similar al de la semilla en sí, aunque contiene muchas menos calorías.
Utilizamos las cáscaras de cacao en

Cebada malteada

La cebada pertenece a la familia de las gramíneas y es autóctona de Oriente próximo y la parte oriental de los Balcanes. La malta de cebada que ha germinado, entre ácida y especiada, posee, además de magnesio, calcio o potasio, numerosos aminoácidos esenciales que el cuerpo no puede fabricar por sí mismo.
Utilizamos la malta de cebada en

Chile

Los chiles son solanáceas anuales que florecen sobre todo en países soleados como México, India, Tailandia o Tanzania. Su sabor picante natural y sus apreciados componentes lo convierten en una especia y planta medicinal de importancia internacional.
Utilizamos el chile en

Cilantro

En Oriente Próximo y Asia se utiliza el cilantro de sabor ligeramente dulce en casi todos los platos. Por una parte está su magnífico aroma, que recuerda a una mezcla entre picante y especiada de canela, nuez moscada y naranja. Y por otra, el cilantro está lleno de nutrientes y ya se menciona en el Antiguo Testamento como planta medicinal.
Utilizamos el cilantro en

Clavo

Los clavos son los botones del árbol del clavo y en nuestra latitud se conocen sobre todo como una especia en platos como el pan de especias o la col roja. Pertenecen a las mirtáceas y poseen un intenso aroma especiado, gracias al cual en la antigua China y en Egipto se pagaban incluso con oro.
Utilizamos clavo en

Cúrcuma

La cúrcuma es una antigua planta medicinal que florece sobre todo en Asia meridional y el área mediterránea. Pertenece a las zingiberáceas y es uno de los principales elementos del curry en polvo. En la India, la cúrcuma, similar al jengibre y ligeramente picante, lleva más de 5.000 años siendo una de las especias más importantes y, gracias a su poder curativo, se consideraba incluso sagrada.
Utilizamos la cúrcuma en

D

Diente de león

Su primera mención como planta medicinal se encuentra en los escritos de médicos persas alrededor del 900 d. C. Los antiguos griegos también se dieron cuenta muy pronto de que las hojas tiernas y agridulces del diente de león no solo saben extraordinariamente bien, sino que además contienen apreciados compuestos amargos y principios activos.
Utilizamos el diente de león en

E

Énula

La énula, que procede originariamente de Asia, era en otros tiempos parte esencial del jardín de cualquier granja. Ya en el siglo IV escribía el cocinero romano Apicius en su recetario «De re coquinaria» que esta planta debía estar en todos los hogares: «Es un condimento que no falta». El helenio pertenece a la familia de las compuestas y crece fundamentalmente en prados y campos húmedos. Su raíz aromática tiene un sabor ligeramente amargo y desprende un aroma agradable.
Utilizamos la raíz de énula en

Equinácea

La maravillosa equinácea también se conoce como «flor cónica de la pradera». Se trata de una planta que crece silvestre en Norteamérica y que ya era apreciada por los indios como planta medicinal. Alcanza los 90 cm de altura y presenta flores púrpuras.
Utilizamos la equinácea en

Estragón

No solamente se aprecia el estragón en la cocina francesa e italiana, sino que también es muy popular en el té desde hace miles de años su aroma agridulce y delicadamente especiado. La planta, que procede originariamente del lejano Oriente, pertenece a la familia de las compuestas y contiene gran cantidad de vitamina C.

Eucalipto

Eucalipto es un nombre genérico para más de 600 árboles y arbustos diferentes. Nosotros utilizamos las hojas aromáticas de Eucalyptus globulus, un árbol autóctono de Australia que alcanza los 60 metros de altura. Tienen un gusto ácido refrescante y ligeramente amargo.
Utilizamos el eucalipto en

F

Fenogreco

El fenogreco, de intenso aroma especiado, crece en Marruecos, India, China, África, Australia e incluso Alemania. También se denomina «cuerno de cabra» porque su forma recuerda a los cuernos de las cabras. Ya en el año 795 se ordenaba el cultivo de alholva en el reglamento sobre los dominios de Carlomagno. Se dice que el Profeta Mahoma afirmó: «Si mi gente supiera lo que hay en la alholva, la compraría y pagaría su peso en oro».
Utilizamos la fenogreco en

Hojas de frambuesa

La mayoría conoce la frambuesa como un fruto dulce de postre, pero esta planta ya se utilizaba en la antigüedad como planta medicinal. Las hojas de la frambuesa tienen un contenido extraordinariamente elevado en vitamina C, proporcionando además apreciados taninos.
Utilizamos las hojas de frambuesa en

G

Flores de Ginseng

El ginseng se consideró durante mucho tiempo como una planta de reyes ya que, debido a su lento crecimiento, la mayoría de la gente no se lo podía permitir: pueden transcurrir hasta 170 años para que la raíz de ginseng salvaje, procedente de Corea del Norte, esté lista para su recolección. El ginseng tiene un sabor ligeramente amargo y, desde el siglo XVII, también es autóctono de Europa.

Gordolobo

No solo sus valores externos, sino también los internos aportan al gordolobo una apariencia verdaderamente majestuosa. Crece derecho como una vela hasta los dos metros de altura y presenta unas flores de color amarillo intenso con un sabor entre suave y aromático. En 1999, el gordolobo fue elegido como planta medicinal del año.
Utilizamos el gordolobo en

Guaranà

El guaranà es una planta autóctona fundamentalmente del área del Amazonas, a la cual los indios atribuyen que proporciona la fuerza propia de un ser superior divino. Crece en forma de liana hasta los 12 metros de altura y pertenece a la familia de las sapindáceas. Sus frutos anaranjados tienen un sabor ligeramente amargo y un elevado contenido en cafeína.
Utilizamos el guarana en

Pètalos de girasol

El girasol, que alcanza los cinco metros de altura, representa en su lugar de origen, Sudamérica, el símbolo de la fuerza del dios del sol. Sus pétalos de color amarillo brillante tienen un suave sabor semidulce y contienen, además de vitaminas, apreciados minerales.
Utilizamos los pétalos de girasol en

Raíz de Ginseng

El ginseng se consideró durante mucho tiempo una «planta de reyes», puesto que su crecimiento extremadamente lento hacía que la mayoría de la gente no se lo pudiera permitir. Pueden transcurrir hasta 170 años para que la raíz de ginseng salvaje, procedente de Corea del Norte, esté lista para su recolección. Tiene un sabor ligeramente amargo y ácido.
Utilizamos la raíz de ginseng en

H

Hibisco

El malvavisco, también conocido como hibisco, ya se utilizaba en Grecia hace miles de años como planta medicinal; de ahí su nombre griego, Althaea, que se traduce como «yo curo». El hibisco es una planta plurianual que florece de junio a agosto y produce frutos dulzones en forma de cápsula.
Utilizamos el hibisco en

Hierba mate

«El oro verde de los indios», como también se conoce al arbusto del mate, crece en Sudamérica y pertenece al género Ilex. Se denomina mate verde la forma más sofisticada de procesamiento, para la cual, la cosecha de sabor entre ahumado y terroso, a la vez que entre dulce y afrutado, se fermenta durante todo un mes.
Utilizamos el hierba mate en

Hierbabuena

La hierbabuena es una de las más populares variedades de la menta, lo que la hace imprescindible en una cocina o huerto que quiera sobresalir. La planta pertenece a la familia de las lamiales y crece hasta una altura de 1,5 metros. Tiene un sabor refrescante y afrutado, extremadamente aromático.

Hinojo

El hinojo es una de las plantas medicinales más antiguas que se conocen en todo el mundo. Pertenece a la familia de las umbelíferas y es popular a escala internacional desde hace miles de años por su intenso aroma. El hinojo tiene un sabor entre especiado y dulce que recuerda ligeramente al anís.
Utilizamos el hinojo en

J

K

Kombucha

La kombucha es una simbiosis de distintas levaduras y se bebe desde hace miles de años gracias a su aroma único y sus apreciados componentes. Tiene un sabor entre dulce y ácido y contiene, además de vitaminas C, B, D y K, hierro y el apreciado ácido fólico.
Utilizamos la bebida de kombucha deshidratado en

L

Cáscara de limón

La cáscara del fruto del limonero, que procede de la India, es tan aromática como su pulpa refrescante y ácida. No obstante, la cáscara contiene hasta diez veces más vitaminas que el zumo, además de beneficiosos aceites esenciales y fitonutrientes.
Utilizamos las cáscaras de limón en

Lavanda

En torno al mar Mediterráneo, el seductor aroma de la lavanda está por todas partes. Esta planta medicinal perteneciente a la familia de las labiadas es autóctona de esta región, aunque debido a sus maravillosas flores ricas en nutrientes se cultiva también por todo el mundo. La lavanda tiene un sabor entre especiado y ácido y ligeramente amargo y contiene apreciados aceites esenciales.
Utilizamos las flores de lavanda en

Hierba limón

En el sudeste Asiático también se conoce esta especia y planta medicinal aromática bajo el nombre de «hierba de la fiebre». Contiene aceites esenciales y posee un intenso y fresco sabor cítrico. Hasta la fecha se desconoce de dónde procede originariamente esta planta de la familia de las gramíneas utilizada sobre todo en la cocina asiática.
Utilizamos la hierba limón en

Hierba luisa

El cedrón, como también se conoce a la hierba luisa, se introdujo en Europa a finales del siglo XVIII. Procede de la soleada Sudamérica, donde es apreciada desde hace mucho tiempo como una importante planta medicinal. La hierba luisa pertenece a la familia de las verbenáceas y contiene importantes aceites esenciales.
Utilizamos la hierba luisa en

Lima

Las limas son los parientes muy ácidos de los limones. Los cruzados las trajeron al sur de Europa en la Edad Media y, además de abundante vitamina C, contienen numerosos y apreciados minerales y oligoelementos.
Utilizamos las limas en

Limón

Hasta la fecha no está claro de dónde procede verdaderamente el limón, que pertenece a la familia de las rutáceas. Se suponen sus orígenes en el norte de la India, pero debido a su elevado contenido en nutrientes y su refrescante sabor ácido, es popular en todo el mundo desde hace miles de años. Además de vitamina C, el fruto del limonero también es rico en fósforo y pectina.
Utilizamos limón en

Llantén menor

El llantén menor es una planta herbácea que se da bien en gran parte del mundo y que donde mejor florece es en prados y al borde de los caminos. Debido a su elevado contenido en vitamina C, los antiguos germanos la denominaban «Läkeblad», que se traduce como «hoja curativa». El sabor del llantén menor es ligeramente salado y un poco amargo.
Utilizamos el llantén menor en

Lúpulo

En el año 2007, Humulus lupulus, el lúpulo, fue elegido por científicos como planta oficinal del año. Las espigas de la planta femenina son una fuente importante de aceites esenciales, proteínas y minerales. El sabor del lúpulo es ligeramente amargo y agridulce.
Utilizamos el lúpulo en

M

Manzanilla

La manzanilla fue denominada como la «hierba más utilizada de la medicina» ya a finales del siglo XVI por el célebre médico y botánico Hieronymus Bock. Gracias a sus numerosas propiedades beneficiosas, en el año 1987 fue distinguida como la primera «planta oficinal del año», y en 2002 recibió la distinción de «planta medicinal del año».
Utilizamos la manzanilla en

Matcha

El té matcha pertenecía únicamente a la élite japonesa de antaño y hoy sigue siendo una de las variedades más nobles de té. Tras un elaborado proceso, se extrae el polvo matcha de las hojas verdes de la planta del té tencha. Este polvo es verde brillante, sabe dulce y fresco y tiene nutrientes muy energizantes.
Utilizamos matcha en

Melisa

Nombrada planta oficinal del año 1988, en la Edad Media era obligatorio cultivarla en los jardines de todos los monasterios. La melisa contiene, además de aceites esenciales, numerosos taninos, flavonoides y sales minerales que la convierten en una importante planta medicinal. Sus hojas tienen un fresco sabor especiado y cítrico.
Utilizamos la melisa en

Menta

Descubierta por primera vez en 1696 y probablemente el resultado del cruce por casualidad de Mentha aquatica y Mentha spicata, figura hoy entre las plantas medicinales más importantes del mundo. La menta piperita tiene un sabor ligeramente picante y es popular en todo el planeta por su aroma refrescante y sus apreciados componentes. En 2004 fue elegida como planta medicinal del año.
Utilizamos la menta piperita en

Milenrama

Debido a su contenido natural en sustancias como aceites esenciales, nitratos, inulina o sales de potasio, esta planta medicinal también se conoce en Austria como «hierba para el dolor de estómago». La milenrama se da bien en toda Europa y pertenece a la familia de las compuestas. Sus flores blancas en forma de sombrilla poseen un fresco aroma similar a la manzanilla.
Utilizamos milenrama en

Mirto limón

El mirto limón crece casi exclusivamente en el estado australiano de Queensland. Los aborígenes descubrieron pronto su importancia como planta medicinal y recogían las hojas de intenso perfume para preparar té y aceite. El mirto limón tiene un intenso sabor cítrico y contiene apreciados aceites esenciales.
Utilizamos el mirto limón en

Moringa

El árbol moringa, procedente originariamente del Himalaya, es un verdadero "árbol mágico". Moringa oleifera contiene numerosos nutrientes concentrados, hierro, calcio, proteínas, vitamina C y antioxidantes. Igualmente valioso es su sabor: delicado y aromático, con un toque ligeramente
Utilizamos Moringa en

N

Cáscara de naranja

De todos es sabido que la naranja está llena de componentes útiles. Pero lo que pocos saben es que la cáscara de naranja es aún más beneficiosa que la pulpa: más de 170 sustancias vegetales, más de 60 flavonoides diferentes, así como numerosos aceites esenciales hacen de ella una preciada fuente de nutrientes. Y, gracias a su aroma dulce y refrescante, también resulta sumamente deliciosa.
Utilizamos las cáscaras de naranja en

Nuez moscada

La nuez moscada es el grano de la semilla del fruto del moscatero. Posee un aroma ligeramente amargo y un poco picante y se utiliza como especia desde hace muchos siglos. También desempeña una función importante como planta medicinal: en la Edad Media se consideraba una de las plantas medicinales más apreciadas y, en ocasiones, incluso había que pagarla con oro. La nuez moscada figura hasta hoy día entre las especias importantes de la antigua medicina india del Ayurveda.
Utilizamos la nuez moscada en

O

Orégano

Los antiguos griegos ya consideraban el orégano, de la familia de las labiadas, como una importante planta medicinal. Posee un elevado contenido en antioxidantes naturales, además de aceites esenciales, taninos y compuestos amargos. Su intenso aroma ligeramente amargo y picante convierte al orégano en un elemento esencial de la cocina mediterránea.
Utilizamos el orégano en

Ortiga

Todo el mundo sabe las desagradables consecuencias del contacto físico con las ortigas, pero solo unos pocos conocen los beneficiosos componentes por los que esta planta entre ácida y especiada ya era apreciada en la antigüedad: provitamina A, hierro y cantidad de sales minerales convierten a la ortiga en un importante cultivo comercial. El célebre pintor Alberto Durero la consideraba como «un regalo de Dios».
Utilizamos la ortiga en

P

Perejil

Dice la sabiduría popular que el perejil, de sabor suavemente especiado y ligeramente picante, es en ocasiones más sano que la comida en la que se encuentra. Y en realidad, esta especia y planta medicinal originaria del sur de Europa está llena de componentes importantes. Además de un elevado contenido en vitamina C muy superior a la media, en el perejil se encuentran también apreciados oligoelementos y minerales.
Utilizamos el perejil en

Pimienta negra

La pimienta negra, conocida también como la «reina de las especias», es actualmente, junto con la sal, la especia más importante del mundo. Procede originariamente de la costa de Malabar en la India y tiene un intenso sabor especiado y a la vez con distintos grados de picante. La antigua medicina del Ayurveda recomienda la pimienta negra no solo como condimento, sino también, debido a sus apreciadas sustancias, como planta medicinal.
Utilizamos la pimienta negra en

R

Pétalos de rosa

Los pétalos de rosa desprenden un perfume tan magnífico como su aspecto. Pero esta majestuosa planta también es apreciada como planta medicinal desde hace miles de años: en el siglo XVII, una de cada tres medicinas incluía rosas. Los pétalos de rosa tienen un delicado perfume aromático y contienen, además de aceites esenciales, beneficiosos taninos.
Utilizamos los pétalos de rosa en

Regaliz

El palo dulce, también conocido como regaliz, es conocido desde la antigüedad como planta medicinal y constituye una de las 50 hierbas básicas de la medicina tradicional china (MTC). Es unas 50 veces más dulce que el azúcar y tiene un sabor suavemente dulce y entre ácido y amargo. Gracias a sus apreciados nutrientes, el regaliz fue elegido como planta oficinal del año en 2012.
Utilizamos el regaliz en

Remolacha

La remolacha actual procede de la remolacha silvestre y fue introducida en Europa Central por los romanos. La remolacha tiene un ligero sabor dulce, un poco amargo y terroso, y contiene numerosos componentes apreciados, como ácido fólico, nitratos, vitamina B y hierro.
Utilizamos remolacha en

Romero

Los monjes trajeron el romero a Europa Central en el siglo I d. C. Nombrada planta medicinal del año 2011, desprende un perfume aromático muy intenso y es un condimento popular en la cocina mediterránea. Su nombre tiene su origen en el latín «Ros marinus», que significa «rocío marino». El romero posee un delicado sabor especiado y ligeramente amargo.
Utilizamos romero en

Rooibos

Hasta la actualidad, el rooibos, traducido como arbusto rojo, de la familia de las leguminosas, se cultiva exclusivamente en la región sudafricana de Cederberg. Estas plantas, que alcanzan los dos metros de altura, se cosechan solo una vez al año. El té rooibos procede de las hojas, tiene un suave sabor frutal y ligeramente dulce y es la bebida nacional de Sudáfrica.
Utilizamos rooibos en

Rosa canina

La rosa canina, perteneciente a las rosáceas, contiene cinco veces más vitamina C que el limón. Sus frutos aromáticos tienen un sabor ligeramente amargo y dulce y poseen, además de ácidos frutales y minerales, hierro y vitaminas A, B, E, P y K.
Utilizamos rosa canina en

S

Bayas de schisandra

En China, esta planta medicinal asiática también se denomina «Wu Wie Zi», que significa «baya de los cinco sabores». Tiene un sabor dulce, agrio, salado, amargo y picante al mismo tiempo, y contiene apreciados minerales, además de numerosas vitaminas. Las bayas de schisandra se utilizan desde hace miles de años en la medicina tradicional china (MTC).
Utilizamos las bayas de schisandra en

Flores de saúco

Hipócrates, el médico más célebre de la antigüedad, ya denominaba al saúco como un «armario de medicinas». Sus numerosos principios activos como vitaminas C y B, aceites esenciales o ácidos frutales convierten a este arbusto de sabor ligeramente amargo en una de las plantas medicinales más populares a nivel mundial.
Utilizamos las flores de saúco en

Salvia

El nombre de esta especia y planta medicinal del área mediterránea tiene su origen en la palabra latina «salvare», que significa «curar». Debido a su fresco sabor especiado y ligeramente amargo y sus importantes componentes, la salvia se pagaba con oro ya en la antigua China.
Utilizamos salvia en

T

Tencha

Tencha pertenece a las variedades de té más antiguas de Japón. De hecho, el 1% de los cultivos de té de este país se destinan a las hojas de tencha, que son la base del té matcha. Para obtener una buena calidad de tencha se requiere un laborioso proceso de elaboración, desde la maduración a la sombra, hasta el secado en unos hornos especiales.
Utilizamos té verde tencha en

Tila

Sus propiedades beneficiosas ya eran apreciadas en la Edad Media y, hasta la actualidad, las flores de tila figuran entre los remedios más populares del mundo. Son aromáticas, tienen un sabor ligeramente dulce y contienen beneficiosos flavonoides y aceites esenciales.
Utilizamos las flores de tila en

Té negro

En la región homónima del norte de la India crece el célebre té Assam. Se recoge exclusivamente a mano y posee un carácter suave, entre dulce y parecido a la malta. Su intenso sabor especiado y sus apreciados componentes como vitamina B1 o compuestos fenólicos lo convierten en uno de los tipos de té más consumidos del mundo.
Utilizamos el té negro en

Té negro (Assam)

En la región homónima del norte de la India crece el célebre té Assam. Se recoge exclusivamente a mano y posee un carácter suave, entre dulce y parecido a la malta. Su intenso sabor especiado y sus apreciados componentes como vitamina B1 o compuestos fenólicos lo convierten en uno de los tipos de té más consumidos del mundo.
Utilizamos el té negro (Assam) en

Té verde

El Sencha, el té verde que utilizamos, se denomina también el «rey del té verde». Concentra las propiedades más positivas de la planta del té verde y las resalta de forma especialmente equilibrada con su marcado sabor fresco.
Utilizamos el té verde en

Té verde al jazmín

El té de jazmín se bebe desde la época de la dinastía china Song alrededor del 1.200 d. C., y aún hoy continúa siendo el té más popular de China. En él se combinan las ventajas de las flores de jazmín con los componentes activos del té verde: a la vez que un sabor suave y redondo, se obtienen numerosas vitaminas e importantes minerales.
Utilizamos el té verde al jazmín en

Tomillo

El tomillo es una labiada apreciada por el hombre desde hace miles de años como especia y planta medicinal. Crece sobre todo alrededor del mar Mediterráneo y posee un intenso aroma ligeramente ácido. Gracias a sus apreciados componentes, el tomillo fue elegido como planta oficinal del año en 2006.
Utilizamos el tomillo en

V

Raíz de valeriana

Valeriana officinalis, la denominación botánica de la valeriana, se deriva del latín «valere», que significa «poderoso» y «estar sano». Crece en Europa, Asia occidental, el lejano Oriente y Siberia en riberas y lindes del bosque, y sus flores desprenden un sutil aroma.
Utilizamos la raíz de valeriana en

Vainilla

La «reina de las especias» figura entre los aromas más populares del mundo. Pertenece a la familia de las orquidáceas y es autóctona de México. Su delicado sabor y complejo procesamiento convierten a la vainilla en una especia y planta medicinal especialmente apreciada.
Utilizamos vainilla en