single-yogapose.php

Ejercicio con un compañero para sanar las heridas de la vida

Siéntate con tu/un compañero espalda contra espalda, llévate las rodillas al pecho y rodéalas con los brazos. Escucha atentamente tu corazón. Visualiza el sol en tu corazón y deja que su tibieza y su luz dorada acaben con todos los pesares y las penas. Continúa durante 3 minutos y da las gracias a tu compañero después del ejercicio.