Tómate tiempo para ti y disponte para una noche tranquila.
Felices Sueños
Felices Sueños

Felices Sueños

YOGI TEA® Felices Sueños invita a dejarse caer en el mundo de los sueños. El placer del aceite esencial de lavanda junto con las dulces flores de manzanilla y el lúpulo, son el acompañante perfecto para terminar el día con calma y disfrutar de sus últimas tranquilas horas.

"Una infusión como un suave abrazo vespertino."

hinojo*, menta piperita*, hierba limón*, flores de manzanilla*, melisa*, salvia*, flores de lavanda*, cardamomo*, lúpulo*, aceite esencial de lavanda*, nuez moscada*

* agricultura ecológica

aceite esencial de lavanda

aceite esencial de lavanda

El aceite esencial de lavanda se obtiene de las flores de lavanda, una planta perteneciente a la familia de las lamiáceas que es autóctona de la zona mediterránea. La lavanda tiene un sabor aromático y es popular por sus hermosas flores y el olor suave, cautivador.

flores de manzanilla

Para los germanos era sagrada, para los egipcios la semilla del dios del sol Re: la manzanilla de pétalos blancos con sus brillantes flores amarillas. La manzanilla es una planta herbácea cuyo típico olor conoce casi todo el mundo. Sus flores tienen un sabor ligeramente amargo y agradablemente suave.

lúpulo

El lúpulo es una trepadora de hasta 10  que crece silvestre sobre todo en los lindes del bosque, el claros y en arbustos. Sus espigas amarillo verdosas se cosechan a finales de agosto, tienen un sabor ligeramente agrio y dulce-amargo.

flores de lavanda

En las orillas del Mediterráneo se huele el embriagador aroma de la lavanda. De allí es autóctona la planta, perteneciente a la familia de las lamiáceas, aunque se cultive en todos los continentes debido a sus hermosas flores. La lavanda tiene un sabor amargo-sabroso y ligeramente agrio y contiene valiosos aceites esenciales.

Yoga fácil para un sueño reparador

Una excelente manera de relajarse antes de dormir es practicar respiración larga y profunda. Sentado cómodamente con las piernas cruzadas, la espalda derecha y los hombros relajados. Las manos con las palmas hacia arriba en el regazo. Cerrar los ojos y relajarse completamente. Respirar lenta y profundamente por la nariz. Permanecer observando la respiración, cómo el aire llena los pulmones, expandiendo el diafragma. Vaciar completamente los pulmones al exhalar. Continuar de 1 a 5 minutos. Después, acostarse sobre el lado derecho y gozar un sueño profundo y reparador.

100°C 250ml
5-7 min

Tés similares