Os presentamos una popular secuencia de yoga que os da energía como un día hermoso: el saludo al sol. Saludemos juntos al sol.

El saludo al sol es una secuencias de asanas fluida de hatha yoga, que es muy popular entre los practicantes. El nombre de «saludo al sol» proviene del sánscrito, idioma indio antiguo, donde el saludo al sol se llama «Surya Namaskar» que traducido al pie de la letra es «saludo hacia el sol» o «saludando al sol».

Originalmente el saludo al sol se realizaba por la mañana temprano mirando hacia el sol, para agradecerle al sol su fuerza, su calor y su luz, pues solo eso permiten la vida sobre la tierra. Hoy esta popular secuencia se practica al iniciar una sesión de yoga. Calienta el cuerpo y os prepara óptimamente para los demás ejercicios, pues entrena, estira y refuerza todo el organismo. Con él impulsáis la circulación sanguínea, preparáis el cuerpo y el espíritu para el día y empezáis con energía.

El saludo al sol, en su variante clásica, tiene 12 posiciones. Pero también hay variantes con más o menos asanas que se diferencian por el grado de dificultad. Según el tipo de yoga varía el orden y los asanas individuales. Los yoguis avanzados suelen practicar el saludo al sol con gran rapidez. Los yoguis principiantes pueden practicar el saludo al sol lento, para aprender las posturas individuales y los pasos que las unen con la respiración correcta. No importa si eres un yogui principiante o avanzado, si practicas el saludo al sol rápido o lento. Siempre es un comienzo adecuado para una sesión de yoga.

¿Os apetece probar el saludo al sol clásico? Aquí tenéis un vídeo con instrucciones detalladas: Vídeo

Inspirándonos en el saludo al sol también hemos creado una infusión que complementa perfectamente la sesión de yoga: YOGI TEA® Sun Salutation