Nuestra producción

Con mucha potencia para poca energía

Desde la década de los 90 disponemos de un centro de producción muy profesional en Imola, una ciudad de 70.000 habitantes en el norte de Italia, entre Rávena en la costa adriática y Bolonia, en la región Emilia-Romaña, donde está el conocido Packaging Valley.

Cuando buscábamos el centro de producción correcto, para nosotros era importante encontrar un lugar donde hubiese la maquinaria adecuada y sobre todo un socio y un equipo que compartiese nuestra filosofía . En los centros de producción elaboramos ahora más de 500.000 bolsitas de té cada año y la cifra va creciendo año tras año. Pero eso también significa: cada vez hace falta más energía y más recursos.

Por eso también tenemos una responsabilidad especial en la producción: para reducir nuestra huella de CO2 usamos energía de fuentes renovables. Una tecnología especial que también adapta el consumo de energía para el aire acondicionado a los requisitos cambiantes de la planta y, por supuesto, nuestra valiosa mercancía abandona Imola de camino al almacén de productos terminados en Alemania en ferrocarril desde donde emprende viaje hacia otros países europeos. Así mismo hace poco hemos preparado un almacén en Italia para reducir la huella de CO2 en la logística para algunos países del sur de Europa.